aptitudes del emprendedor

0

Las razones para comenzar un emprendimiento son muchas, pero cada una tan válida como la otra. Las personas saben a la hora de emprender hacia donde quieren llegar, y tienen más que claro de dónde vienen. Lo que muchas veces no tienen muy claro es la clase de actitudes y el nivel de compromiso que deben asumir.

Para realizar un emprendimiento es necesario reunir cierta cantidad de actitudes más que aptitudes, puesto que estas se pueden adquirir en el camino. Básicamente un emprendedor debe adoptar una actitud de:

  1. Compromiso: El compromiso representa un pilar fundamental dentro de cualquier emprendimiento, y consiste en afrontar todas las dificultades sin olvidar el objetivo y la recompensa de dicho compromiso.
  2. Vocación: No es imposible comenzar un emprendimiento dentro de un área con el que no se siente muy a fin, pero si es más difícil. Por eso es mejor hacerse la siguiente pregunta: ¿Me siento cómodo(a) con mi nuevo proyecto? De no ser así, el emprendedor puede convertirse en esclavo de su oficio en lugar de disfrutar de él.
  3. Madurez: A la hora de emprender se debe tener claro que habrán dificultades, y solo hay dos cosas capaces de superarlas: El compromiso y la madurez (que consiste básicamente en aceptar que hay un problema en lugar de negarlo).
  4. Confianza: Si no confía en sí mismo, es poco probable que llegue lejos.

5. Responsabilidad: Es necesario comprender que cada acto cometido dentro del proceso de emprendimiento traerá consigo dos clases de consecuencias, buenas y malas. Ambas deben ser asumidas responsablemente.

De estas cinco actitudes se pueden desglosar muchas más, pero estas son las bases fundamentales de cualquier proyecto y las actitudes que cualquier emprendedor debe asumir. Si consideras que cumples con estos requisitos, entonces cuentas con el respaldo de CEPYME para tus proyectos.